Cabellos teñidos o con mechas

Los procesos químicos empleados para teñir el cabello dañan la fibra capilar.

Su resultado nunca es permanente, puesto que la exposición a factores como la luz del sol acaba por desvirtuar su acción.

El simple hecho de lavar el cabello con champú también contribuye a una pérdida progresiva del color, así como su exposición a otros procesos químicos cualesquiera.

Nuestras líneas protectoras de color contrarrestan la acción de todos estos elementos que agreden al cabello y disminuyen la intensidad del color, atenuando su brillo.

Sus fórmulas con extractos naturales ayudan no sólo a preservar el color, sino a realzarlo y mejorarlo gracias al incremento de luminosidad y suavidad natural del cabello.

Te aconsejamos: